La Hemodiálisis en el paciente.

Si los riñones dejan de hacer su función, entonces se produce una acumulación de productos de desecho que el cuerpo debería en condiciones normales de eliminar.
Por medio de la diálisis eliminamos líquidos (Como agua que los cuando los riñones son incapaces de eliminar)  y productos de desecho (Potasio y Urea) de la sangre. Todo ello a través de una membrana semipermeable y porosa que separa la sangre de otro líquido llamado dializante.








En la hemodiálisis se utiliza una máquina que realiza el proceso anterior regulando el flujo sanguíneo y la cantidad de líquido que se pretende extraer.
La sangre y el líquido dializador circulan separados por la membrana artificial semipermeable.

Accesos vasculares más utilizados en los pacientes:
  • Fístula arteriovenosa interna subcutánea.
  • Vena femoral.(Utilizado habitualmente en pacientes en la UCI)
  • Vena yugular interna. (Utilizado habitualmente en pacientes en la UCI).
  • Vena subclavia. (Utilizado habitualmente en pacientes en la UCI).
Para que la circulación extra corpórea sea posible se utiliza heparina sódica para impedir la coagulación sanguínea.

Como funciona la Hemodiálisis:
Un aparato de hemodiálisis tiene un filtro especial llamado un dializador o riñón
artificial, el cual limpia la sangre. Para que su sangre pase por dializador el médico
tiene que establecer un acceso o entrada a los vasos sanguíneos. Esto se hace con cirugía
menor, generalmente en el brazo.
Se pueden crear tres tipos de accesos distintos: una fístula, un injerto o un catéter.
  • La fístula es la primera opción de acceso. Se realiza uniendo una arteria a una vena cercana, debajo de la piel, para crear un vaso sanguíneo de mayor tamaño. Este tipo de acceso es el preferido porque presenta menos complicaciones y dura más tiempo. Por lo menos seis meses antes de que necesite comenzar a dializarse deberá ser evaluado por un médico especialista, un cirujano vascular. La fístula se deberá crear temprano (varios meses antes de iniciar la diálisis), para que tenga suficiente tiempo para cicatrizar y esté lista para el momento en que necesite tratamiento.
  • Se puede usar un injerto: Si sus vasos sanguíneos no son adecuados para una fístula .En este caso se une una arteria a una vena cercana con un tubo blando y pequeño de material sintético que se coloca debajo de la piel. Cuando la fístula o el injerto hayan cicatrizado le colocarán dos agujas, una en el lado de la arteria y otra en el lado de la vena de la fístula o el injerto, cada vez que reciba tratamiento. Las agujas se conectan a tubos plásticos. Un tubo lleva la sangre al dializador en donde se limpia, y el otro tubo regresa la sangre limpia a su cuerpo.

  • El catéter: Se inserta en una vena grande del cuello o del tórax. Este tipo de acceso generalmente se utiliza cuando se requiere diálisis por un periodo de tiempo corto. Los catéteres también se pueden usar como accesos permanentes, pero sólo cuando no es posible crear una fístula o un injerto. Los catéteres se pueden conectar directamente a los tubos de diálisis y por lo tanto no se utilizan agujas. Se lo derivará a un cirujano especialista para establecer el acceso vascular.
 ¿Cómo limpia la sangre el Dializador?


El dializador o filtro se compone de dos partes: una para la sangre y otra para un líquido de lavado denominado dializado.
Una membrana delgada separa las dos partes. Las células sanguíneas, las proteínas y otros elementos importantes permanecen en la sangre porque son demasiado grandes para pasar a través de la membrana. Los productos de desecho más pequeños como la urea, la creatinina y el líquido en exceso pasan a través de la membrana y son eliminados. El dializado o líquido de lavado se puede modificar para sus necesidades
especiales.

Los tratamientos de hemodiálisis generalmente se hacen tres veces por semana.
Cada tratamiento dura aproximadamente cuatro horas, pero usted puede necesitar más
tiempo para asegurar que se eliminen suficientes desechos y líquido.
La duración de la diálisis dependerá de:
  1. El grado de funcionamiento de sus riñones. 
  2. Cuánto peso líquido aumenta de un tratamiento a otro.
  3. Su peso.


Funciones de la Auxiliar de Enfermería en la Unidad de Diálisis: 


  • La auxiliar de enfermería recibirá al paciente.
  • Le proporcionará pijama y ayudará a vestirlo en caso de que sea necesaria nuestra colaboración.
  • Lavará la extremidad que disponga de la fístula arteriovenosa.
  • Llevar al paciente a la sala de diálisis.
  • Tomar la temperatura del paciente tanto al inicio como al final de la diálisis. Anotar ambas en la hoja de registros.
  • Pesar al paciente tanto al inicio como al final de la diálisis. Anotar ambas en la hoja de registros.
  • Colocar al paciente en el sillón.
  • Ayudar al médico o a la enfermera DUE en lo que necesiten.
  • Preparar el material de diálisis.
  • Vigilaremos al paciente e informaremos a la enfermera DUE de cualquier anomalía observada.
  • Recoger y enviar muestras al laboratorio.
  • Mantener ordenada la sala de diálisis.
  • Limpiar, envasar, recibir y registrar el material esterilizado.
  • Comprobar que los monitores funcionan correctamente y desinfectarlos.
Cuidados de la fístula arteriovenosa:
  • Retiraremos el apósito cada 4 horas después de la diálisis.
  • Lavar el brazo que tenga la fístula todos los días con agua y jabón.
  • En caso de ver alguna anomalía avisar a la enfermera DUE.
  • En caso de sangrado presiona en el lugar de la punción.
Importante: cuando tomemos la tensión arterial al paciente no la mediremos en el brazo que tenga la fístula arteriovenosa.

1 comentarios:

StarWarsFan dijo...

Otro tema interesantisimo, menos no se podía esperar.

Salu2.

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...