Muestra de Sangre Arterial.





  • Muestra de sangre Arterial: Se trata de la recogida de sangre para realizar una gasometría, prueba que sirve para valorar el estado de los gases en sangre, dióxido de carbono y oxígeno y valorar estados de hipoxia o hipercapnia; se puncionará esta vez en una arteria, siendo muy utilizada la arteria radial, en la zona interna de la muñeca o la arteria humeral en la flexura del antebrazo, debido a su fácil acceso. Una vez elegida la zona a puncionar se desinfectará la piel, bien con alcohol de 70º o alcohol yodado. Se puncionará directamente sobre la arteria con un ángulo de 45º. No será necesario usar compresor, se palpará el pulso del paciente y Se utilizará una jeringa especial heparinizada, que una vez que estamos en la zona adecuada de la arteria, el émbolo de la jeringa empezará a subir, recogíendose así la muestra arterial adecuada.








    •        Arterias más utilizadas:


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada

      Extracción de Muestra de Sangre Venosa

      La extracción de una muestra de sangre venosa se realiza normalmente en el brazo del paciente.

      El médico pedirá una extracción de sangre de tipo venoso al paciente como un control rutinario para analizar por ejemplo el colesterol o en un Servicio de Urgencias para identificar si existe algún problema  que esté produciendo un cuadro de fiebre o cualquier otra patología que lo requiera.

      El equipo de enfermería formado por Enfermera y Auxiliar de Enfermería se encargará de la correcta extracción de la muestra. Como auxiliar de enfermería se debe conocer el material necesario para realizar cualquier tipo de extracción, saber prepararlo correctamente y a veces asistir a la Enfermera/o en caso de que necesiten nuestra ayuda.

      Material Necesario:

      • Guantes: pueden ser de látex, pero si somos alérgicos o no nos gustan podemos utilizar los de vinilo.
      • Aguja para Vacutainer: en un extremo tiene una membrana que se conecta a la Campana y hace el vacío para extraer la sangre y en el otro una aguja con la que pincharemos. Es lo que se suele utilizar normalmente porque sólo se gasta una aguja y la Campana se reutiliza. 

      • Palomilla: se utiliza normalmente en venas finas o en niños. En el resto de casos se suele utilizar una aguja conectada a la Campana Vacutainer.
       
      • Campana o adaptador para extracción por vacío tipo Vacutainer®. 
      • Tubos de vacío para analítica:

      • Los tubos están predeterminados para llenarse con un determinado volumen de sangre por vacío. El tapón de caucho está codificado por color, de acuerdo a su uso o sus aditivos.
      Monografias.com
      TUBO CON TAPON ROJO USO: Química, Inmunología, Banco de sangre ADITIVO: Ninguno Monografias.com  
      TUBO CON TAPON ROJO USO: Química ADITIVO: Gel - Separador Monografias.com  
      TUBO CON TAPON MORADO USO: Hematología ADITIVO: Anticoagulante EDTA Monografias.com
      TUBO CON TAPON CELESTE USO: Pruebas de Coagulación ADITIVO: Anticoagulante Citrato de sodio
      • Frascos de Hemocultivo (aerobio, anaerobio): sólo en caso de querer realizar una extracción de hemocultivos. Se suelen realizar cuando el paciente tiene una temperatura corporal mayor de 38 ºC.

      • Torundas de algodón /Gasas estériles

      • Alcohol de 70º: hoy en día se utiliza más la Clorhexidina como desinfectante. El alcohol sólo se utiliza junto con el Betadine en Extracciones de Hemocultivos.
      • Clorhexidina alcohólica al 2 %: es el desinfectante de elección en estos momentos para Adultos y Niños mayores de 2 años. Si nos encontramos ante un niño menor de 2 años utilizaremos Clorhexidina Acuosa al 2 %. 
      • Compresor: sirve para hacer un torniquete y acumular la sangre en el brazo.
      • Apósito: existen apósitos ya preparados que incluyen una zona con gasa y luego una especie de esparadrapo incorporado, pero nos puede servir con una gasa normal y un poco de esparadrapo de papel.
      • Etiquetas identificativas del paciente: en cada hospital pueden ser diferentes, pero en general contendrán el Número de Historia Clínica del paciente, su nombre, apellidos y algunos otros datos.

      La primera elección son las venas del antebrazo por su fácil acceso, aunque en pacientes mayores con malos accesos venosos se suele escoger la zona de la flexura del codo porque ahí son más gruesas.

      Para comenzar la extracción, se le coloca al paciente un compresor o goma para extracciones, siempre por encima de la zona de la punción.

      Las venas más apropiadas, como dijimos antes, son:


                - Basílica.
                - Radial.
                - Cefálica.

      Haz click en la imagen para verla mejor

      Procedimiento de extracción de una muestra venosa:


      Una vez tenemos identificada la vena que vamos a puncionar para realizar la extracción, tenemos que "prepararla" para que se vea y se palpe mejor. La vena se prepara de varias formas:

      1. Tenemos que decirle al paciente que abra y cierre la mano lentamente para que se rellene el curso de la vena y se palpe mejor.
      2. Pondremos el brazo del paciente hacia abajo para que el compresor o goma haga más efecto y se acumule más sangre en la vena.
      3. Daremos varias palmadas suaves o incluso "toques" en el curso de la vena para que se note más.

      Con estos tres pasos tendremos la vena lista para puncionarla, luego acertar o no dependerá de nuestra destreza, lo buena que sea la vena y un poco también de la suerte. Hay días que fallamos más y otros menos, hay que tener paciencia porque poco a poco se va ganando más y más destreza.

      Solo nos queda palparla para localizarla bien, desinfectar con clorhexidina, pinchar y extraer los tubos necesarios.

      • Tras desinfectar la zona de punción, nos ponemos los guantes.
      • Estiraremos la piel con la mano no dominante (la izquierda si eres diestro), de esta forma el pinchazo le dolerá menos al paciente y fijaremos la vena para que no se mueva.
      • Pincharemos la vena con el sistema de vacío Vacutainer o con una aguja intravenosa y una jeringa, siempre con cuidado de no atravesarla de lado a lado o haremos un hematoma.
      • Conectamos los tubos de sangre a extraer.
      • Una vez tengamos todos los tubos llenos, sacamos el compresor.
      • Colocamos un algodón en la zona de punción, retiramos la aguja, la tiramos al contenedor de objetos punzantes y colocamos un esparadrapo.
      • Le diremos al paciente que debe apretar durante 5-10 minutos (más tiempo si toma algún tipo de tratamiento anticoagulante como el Sintrom) con el brazo estirado.
      • Etiquetaremos debidamente los tubos que hemos extraido: colocaremos una etiqueta de extracción en cada tubo y esa misma etiqueta irá en el papel de la extracción donde se nos explica los tubos y parámetros que se quieren analizar.

      Una muestra de sangre venosa se puede utilizar para realizar diferentes estudios. Esto lo escoge el médico, imprime una petición y nosotros simplemente nos tenemos que preocupar de pinchar y llenar de sangre una serie de tubos que dependerán de lo que se quiera analizar y que veremos a continuación. Los estudios analíticos que se pueden realizar son:


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada

      Las Muestras de Sangre

      Para extraer una muestra de sangre hay que preparar antes al paciente: deberá permanecer en ayunas las 10 o 12 horas previas a la extracción, es decir no deberá tomar nada por boca, ni sólidos ni líquidos.

      Hay casos que también hay que modificar la dieta o la medicación del paciente durante algunos días (por ejemplo en una recogida de heces para sangre oculta en la que se deberán evitar alimentos como naranjas, frutos secos, etc que pueden dar resultados erróneos, o no tomar ácido acetilsalicílico por provocar o aumentar el sangrado).

      En el momento de la extracción de sangre el paciente permanecerá sentado o en decúbito supino dependiendo de cómo se encuentre más cómodo y nosotros a la hora de pinchar.

      Acceder a la sangre del paciente se puede hacer a través de 3 vías:


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada

      Colocaciòn de un Marcapasos

      Antes de cada intervención quirúrgica debemos de tener todo el material preparado.
      Otro elemento importante es saber la posición adecuada para cada intervención. Hay que decir, que también se puede dar el caso de que la posición del paciente sea diferente a lo habitual. Porque así lo requiera el cirujano. (Por diferentes técnicas de trabajo de cada cirujano).


      Material Necesario para la colocación:


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada

      Brazo para Prácticas de Punción e Inyecciones.

      Brazo de entrenamiento para punción venosa e inyecciones para avanzados, de color negro Este brazo de entrenamiento totalmente novedoso ofrece además de todos los accesos venosos para la terapia intravenosa y venesección, zonas de inyección intramuscular e intracutánea.
      El extenso sistema vascular con 8 ramificaciones permite a estudiantes practicar la punción venosa en todas las zonas apropiadas de primera y segunda clase, incluida la administración de infusiones y la introducción de catéteres periféricos permanentes.
      El sistema venoso es de fácil uso, ya que todas las venas son alimentadas de sangre artificial desde una sola bolsa de líquido externa.
      El dorso de la mano está dotado de venas metacarpianas y digitales inyectables.
      Las prácticas pueden realizarse en la vena basílica,, vena cefálica,, v. cefálica accesoria y vena mediana del antebrazo.
      Las inyecciones intramusculares pueden realizarse en el músculo deltoides.
      En la parte superior del brazo hay zonas preparadas para la inyección intracutánea.
      La inyección intramuscular en el músculo deltoides es particularmente realista gracias a la piel blanda y fiel al original así como los puntos de referencia óseos fieles al original existentes en esta zona.
      Las inyecciones intracutáneas con agua destilada producen los habones cutáneos característicos en las zonas previstas en la parte superior del brazo.
      El diseño realista del brazo de entrenamiento para punción venosa e inyecciones para avanzados es realmente sorprendente.
      Los dedos blandos y móviles se fabricaron por separado y con una especial fidelidad de detalles - ¡hasta incluso las huellas digitales! La articulación de la mano se puede flexionar y permite así a estudiantes practicar algunos artificios.
      Las venas se mueven debajo de la piel intercambiable al palparlas y hay que superar una resistencia perceptible al pinchar una vena.
      Durante el proceso de fabricación, la piel fue reproducida con fidelidad de detalles, por lo que el aspecto y tacto del brazo parecen naturales.
      Las válvulas venosas son visibles debajo de la superficie cutánea y pueden palparse.
      Las venas artificiales y la piel pueden recambiarse completamente, para que el brazo de entrenamiento tenga siempre un aspecto perfecto y funcione correctamente.
      Su uso normal permite realizar centenares de inyecciones hasta que sea necesario recambiar las venas y/o la piel.
      Están disponibles kits de recambios completos y de fácil uso.


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada

      Medicación por vía Subcutánea en cuidados paliativos

      Hoy en día la atención a los enfermos paliativos, que pueden ser oncológicos o no,  o simplemente tratarse de pacientes con enfermedades crónicas de larga evolución en el tiempo y que requieren grandes cuidados para reducir el dolor y proporcionar el máximo confort ha cambiado con respeto a otras épocas, buscando realizar los cuidados de la forma menos traumática posible, sustituyendo la vía venosa por la vía subcutánea, menos dolorosa y traumática, cuando no sea posible usar la vía oral.
      En la actualidad se utiliza en estos pacientes la vía subcutánea, en sustitución de la vía venosa, al ser la subcutánea menos traumática, más fácil de utilizar por el personal sanitario e incluso de fácil manejo en pacientes que son atendidos a domicilio en unidades de hospitalización; en las que la familia cobra protagonismo, siempre bajo supervisión del personal sanitario. Esta vía nos permite administrar medicación al paciente, teniendo siempre una vía conectada y preparada para el uso, medicación de rescate o incluso podemos administrar entre 1000-1500 Ml de suero fisiológico diario con fines de alimentación e hidratación en pacientes terminales.


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada

      Contenido Mínimo de una Caja de Curas




      El material que está en el interior de la caja ha sido esterilizado previamente. Dicho material se utiliza en pequeñas intervenciones y en la cura de heridas.
      Por lo tanto no deberá faltar en cualquier consulta así como en el carro de curas convencional.







      El material existente en el interior es el siguiente:


      Haz click aquí para leer el resto de la entrada
      Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...